domenica, Giugno 16

Cataluña y la independencia: qué perspectivas? 'En Cataluña no existe legitimidad suficiente para iniciar un proceso independentista'

0
1 2


Madrid – Para aclarar la situación política y legal de Cataluña tras las últimas elecciones, y valorar los próximos pasos que darán los partidos políticos regionales catalanes y el Gobierno de la nación, hemos hablado con el prestigioso jurista Jesús Miguel López Nieto, Doctor en Derecho y profesor de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid). Esto es lo que nos ha contado:

 

¿Se puede iniciar un proceso independentista con una mayoría de escaños pero sólo el 48% de los votos en unas elecciones?

A mi modo de ver, para poder iniciar un proceso de estas características es necesario valorar no sólo el número de escaños obtenidos, sino también el número de votos. Los resultados electorales obtenidos por las diferentes candidaturas catalanas son elocuentes: el número total de votos emitidos ha sido de 4.115.807 (77,44% del censo); Junts pel Si ha obtenido 1.620.973 votos (39,54%), y la CUP 336.375 votos (8%). Lo que supone haber recibido ambas fuerzas políticas un total de 1.957.348 sufragios. Parece, por tanto, que la sociedad catalana ha hablado claramente, en términos reales, en contra del proceso independentista, a pesar de haber obtenido una mayoría de escaños, debido a las peculiaridades de cálculo de la ley electoral. Por ello, entiendo que no existe legitimidad suficiente para iniciar un proceso independentista.

¿Puede bastar el deseo independentista para que dos ideologías políticas tan dispares como CIU y CUP se entiendan en el gobierno de Cataluña?

Conviene hacer una precisión: CIU es una federación de partidos disuelta en este año. Convergencia Democrática de Cataluña (con Artur Mas) y Unión Democrática de Cataluña (con Josep Antoni Durán i Lleida) han tomado caminos separados. En este sentido, Convergencia Democrática de Cataluña ha concurrido a las elecciones en coalición con Esquerra Republicana de Catalunya, Demócratas de Cataluña y Moviment d’Esquerres, formando Junts pel Si. Por su parte, el partido de Durán i Lleida (Unión Democrática de Cataluña) no ha obtenido representación en estos comicios.

Volviendo a la pregunta planteada, creo que no basta sólo querer la independencia para que JxS y la CUP se entiendan a cualquier precio. Es cierto que el juego democrático permite el entendimiento entre candidaturas, del signo que sean; ahora bien, estamos ante un problema: el posible fraude a los votantes de JxS, puesto que estamos ante dos formaciones políticas de ideología muy dispar, y no tiene sentido que la formación de gobierno dependa de un partido que ha obtenido tan sólo el 8% de los votos.

La no aceptación de Mas como presidente por parte de la CUP ¿es una demostración de que en realidad estas dos facciones no se entienden? ¿Cómo se pueden pactar unas reglas de juego con un partido antisistema? ¿Cómo se puede pactar con las normas de un parlamento catalán con una formación que no cree en las propias normas del parlamento catalán?

Me remito a la respuesta anterior. No se comprende que la llave del gobierno catalán esté en manos de un 8% de sufragios emitidos de un total de 77,44% del censo. La actuación de la CUP hace que, en mi opinión, estemos ante una demostración de la irresponsabilidad de Artur Mas, el cual, con tal de ser presidente de la Generalitat, es capaz de plegarse a las exigencias de la CUP. Máxime, cuando este partido es antisistema. Todo esto indica el poco respeto a los resultados electorales, que han hablado en contra de la independencia.

Se volverá a votar la candidatura a la presidencia de Mas el 20 de diciembre. Si no hay acuerdo ¿Está Cataluña abocada a nuevas elecciones? ¿A quién favorecen?

Cataluña no está abocada necesariamente a la celebración de nuevas elecciones, siempre y cuando Artur Mas constate la realidad, y asuma que no puede pactar con la CUP, tras haberlo intentado en varias ocasiones. Por ello, con sentido de responsabilidad y lealtad hacia sus votantes, en caso de no haber acuerdo (con las salvedades que hemos hecho), Artur Mas debería procurar pactar con otras fuerzas políticas. Ello implica ceder, y olvidarse de la independencia, pero es lo que conlleva la democracia. Ha habido elecciones en 2010, 2012 y 2015. Sería una irresponsabilidad mayúscula celebrar nuevos comicios, pues se agravaría la crisis institucional, al no garantizarse la estabilidad y confianza necesarias en cualquier sociedad. No sabría decir a quién favorecería la celebración de elecciones, pero sí sé que el que pierde en cualquier caso es el ciudadano, que necesita de estabilidad en el gobierno.

¿De qué sirve que el Tribunal Constitucional invalide la resolución de independencia y que incluya la imputación de dirigentes políticos catalanes si la desobediencia es -sí o sí- el primer paso para la independencia?

El Estado español está actuando conforme a la legalidad establecida por el ordenamiento jurídico vigente, eso es lo importante. De cara a los ciudadanos españoles y con vistas a Europa y al resto del mundo, es de vital importancia que se vea y se sepa que España es un país democrático, serio, que funciona, y es capaz de dar respuesta dentro de la legalidad a cualesquiera situaciones que se le planteen, incluido el desafío independentista. Hay que esperar. No estamos en el final del camino.

¿Qué salidas políticas o legales tiene Mas para evitar la imputación por desobediencia si no consigue la presidencia?

Lo razonable es pactar con otras fuerzas políticas del arco parlamentario. No parece lógico, como ya he comentado, ceder a las exigencias de un partido como la CUP, que ha obtenido el 8% de los votos. Por lo demás, conviene destacar que JxS ha recurrido la resolución del Tribunal Constitucional que suspende la Resolución de Independencia del Parlamento de Cataluña; luego parece estar siguiéndose la vía legal.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Commenti

Condividi.

Sull'autore