domenica, Novembre 29

Carta abierta a Felipe VI, desde Italia Carta abierta al Rey de España, a raíz de las conflictivas visitas del monarca a la ciudad de Barcelona

0

Distinguido y Altísimo (dos metros, según fuentes bien informadas) señor Borbón.

Permítame expresarle mis condolencias por los malos momentos que pasa cada vez que pisa tierra catalana, o un estadio donde juega el F.C. Barcelona. Comprendo que sentirse silbado y abucheado por una multitud de republicanos catalanes no debe ser agradable. Supongo que sabe que cuando usted pasea por Barcelona,previamente cientos de hombres armados han debido vaciar las calles y apostar francotiradores en los tejados para protegerle. No sé si usted se hace preguntas sobre las causas de esta situación. A mí me parece que son muy claras.

Además de jefe del Estado, usted es cabeza de familia. Los padres siempre deseamos lo mejor para nuestros hijos. Según consta en las hemerotecas, usted tiene dos hijas. Una de ellas está destinada a ser reina, de acuerdo con la Constitución española (siguiendo el criterio del general Franco). Quisiera que pensase en su futuro. Si todo sigue igual, un día su hija también tendrá que ir a Barcelona a entregar despachos, a presidir actos e inaugurar eventos. Muy probablemente también será abucheada y pitada. Las fuerzas de seguridad la tendrán que proteger de una gran hostilidad ciudadana.

Reflexione sobre esto, por favor. Estoy seguro de que no le desea esta desdicha a su princesa. En sus manos está evitarla.
Una forma elegante de ahorrarse el mal trago sería una abdicación. En una república usted podría seguir dedicándose a la política. Estoy seguro de que no le faltarían ofertas para encabezar alguna candidatura de extrema derecha. Tendría sus ventajas: podría decir lo que piensa de los comunistas, socialistas y separatistas sin que les acusaran de falta de neutralidad. ¡Qué desahogo para usted!

Pero si prefiere la opción de seguir la dinastía que fundó su antepasado, aquel Felipe V que arrasó Barcelona hace más de trescientos años, también tiene una alternativa. Devuelva a los catalanes lo que el bisabuelo del tatarabuelo de su tatarabuelo les robó: sus constituciones y sus libertades. Cuando la unidad se debe conseguir a base de ocupación militar y represión penal no se llama unidad, sino colonización.

Créame. Es mucho mejor un divorcio a tiempo que media vida tirándose los trastos a la cabeza.Y no lo digo por su amantísima esposa, sino por el conflicto territorial. Después, cuando cada uno va a la suya, las relaciones mejoran. El pueblo catalán y el español, ambos soberanos, se entenderían mucho mejor que ahora.
Usted y sus hijas podrían ir de vacaciones a Cataluña y la gente les aplaudiría por la calle. Yo les invitaría a cenar con mucho gusto. Y presentaría mis muchachos a sus hijas. Quizás todavía nos llevaríamos una sorpresa.

Quedo a su disposición por si quiere ultimar los detalles de la fiesta.

Un saludo a su venerable papá. Me inquieta pensar que con su menguada pensión tenga que pasar estrecheces en su merecidísima jubilación.

Atentamente.

L’informazione che non paghi per avere, qualcuno paga perché Ti venga data.

Hai mai trovato qualcuno che ti paga la retta dell’asilo di tuo figlio? O le bollette di gas, luce, telefono? Io no. Chiediti perché c’è, invece, chi ti paga il costo di produzione dell'Informazione che consumi.

Un’informazione che altri pagano perché ti venga data: non è sotto il Tuo controllo, è potenzialmente inquinata, non è tracciata, non è garantita, e, alla fine, non è Informazione, è pubblicità o, peggio, imbonimento.

L’Informazione deve tornare sotto il controllo del Lettore.
Pagare il costo di produzione dell’informazione è un Tuo diritto.
"L’Indro" vuole che il Lettore si riappropri del diritto di conoscere, del diritto all’informazione, del diritto di pagare l’informazione che consuma.

Pagare il costo di produzione dell’informazione, dobbiamo esserne consapevoli, è un diritto. E’ il solo modo per accedere a informazione di qualità e al controllo diretto della qualità che ci entra dentro.

In molti ti chiedono di donare per sostenerli.

Noi no.

Non ti chiediamo di donare, ti chiediamo di pretendere che i giornalisti di questa testata siano al Tuo servizio, che ti servano Informazione.

Se, come noi, credi che l’informazione che consumiamo è alla base della salute del nostro futuro, allora entra.

Entra nel club L'Indro con la nostra Membership

Commenti

Condividi.

Sull'autore

Docente della Universitat de Vic, Departament d'Economia i Empresa